10 Diciembre. Día de los derechos humanos

El 10 de diciembre se celebra el Día de los Derechos Humanos, coincidiendo con el aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos, que la ONU aprobó en 1948.

Tras la catástrofe de la segunda guerra mundial, y la conciencia de la injusticia de las dictaduras que habían predominado en los años anteriores, la ONU decidió impulsar los derechos políticos básicos de las personas. Derechos que son la esencia para el resto de derechos de los que gozamos; igualdad jurídica individual, de género y raza, libertad de expresión y religiosa, protección económica del Estado, etc.

Artículo 1:
«
Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros».

Artículo 2:
Toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición”.

En un mundo, el nuestro, que ve cómo crecen las presiones para ir aboliendo derechos hasta ahora considerados fundamentales e irrenunciables, derechos amparados en la democracia parlamentaria y la coordinación universal a través de organismos internacionales, es esencial ser conscientes de la importancia de mantener y luchar por la preservación de los Derechos Humanos, que no nos han sido dados de manera automática sino mediante una lucha larga de muchas personas a través de los siglos. En realidad, la Declaración de los Derechos Humanos es la consolidación de siglo y medio de lucha a favor de ellos. Antes de que la Ilustración fuera consolidada como la cultura política dominante, al menos en Occidente, las relaciones políticas entre gobernantes y ciudadanos estaban regidas por la arbitrariedad y la injusticia. Un filósofo alemán definió la Ilustración como “el abandono por parte del hombre de una minoría de edad cuyo responsable es él mismo”. Para lo cual era fundamental el fomento de la educación entre la ciudadanía (las personas que sabían leer y escribir antes de esta época eran muy pocas). Porque si la autoridad justificada por el derecho divino y la historia debía ser reemplazada por un contrato entre hombres autónomos, entonces era necesario enseñar a los niños a pensar por sí mismos. Por tanto, la teoría educativa pasó de basarse en la obediencia impuesta por medio del castigo a hacerlo en el cultivo de la razón como principal instrumento de la independencia.

Heredera de la Ilustración, la Declaración Universal de los Derechos Humanos, firmada en 1948, no se limitó a reafirmar conceptos de derechos individuales tales como la igualdad ante la ley, la libertad de expresión, la libertad de culto, etc. También prohibió explícitamente la esclavitud y estipuló el sufragio universal e igual y por voto secreto. Y el derecho a la seguridad social; el derecho al trabajo –basado en el principio de a igual trabajo, igual salario- por un salario que garantizase el sustento; el derecho al descanso y al disfrute del tiempo libre; y el derecho a la educación, que debía ser gratuita en los niveles elementales y fundamentales. Durante más de cincuenta años ha marcado la pauta del debate y la acción sobre los derechos humanos a escala internacional. 

(Para una información amplia de la historia de los Derechos Humanos, se puede consultar el libro LA INVENCIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS. Lynn Hunt. Tusquets Editores, Barcelona,, 2009) 

Para leer la Declaración: https://www.un.org/es/documents/udhr/UDHR_booklet_SP_web.pdf 

Os dejamos además una lista breve de libros y películas de consulta posible para el alumnado. Es una lista  escueta, que además ha obviado títulos que entran de manera directa en los listados de otras efemérides (Contra la violencia de género, A favor del medio ambiente, etc.).

 

¿Se te ocurre algo que añadir? ¡No te lo guardes!